Home / Camaro y Challenger / Con el crecimiento de las ventas de los SUV’s que pasará con los Mustang, Camaro y Challenger ?

Con el crecimiento de las ventas de los SUV’s que pasará con los Mustang, Camaro y Challenger ?

Los generalmente llamados pony cars o muscle cars y considerados como autos deportivos, han sido difíciles de vender en el mercado de los Estados Unidos últimamente.

Desde los consumidores se han volcado a los SUV’s, CUV’s o pick ups, y mientras los grandes de Detroit ofrezcan SUV deportivas como el Chevrolet Blazer RS, el Ford Edge ST e incluso el Jeep Grand Cherokee SRT, el futuro de este segmento está en duda.

En el año 2015, cuando las ventas de automóviles en los Estados Unidos alcanzaron los 17.4 millones por primera vez, las ventas combinadas del Ford Mustang, el Chevy Camaro y el Dodge Challenger fueron de solo 266,216.

Para el 2018, el mercado de los Estados Unidos se mantuvo en 17.3 millones de ventas totales, pero los tres muscle cars (llámemosles deportivos musculosos) vendieron solo 193,134, lo que se traduce en una caída colectiva del 27.5 por ciento.

El Challenger ha superado al Camaro en ventas; el año pasado los números fueron 75,482 Mustangs, 66,716 Challengers y solo 50,963 Camaros.

Desde que comenzó este segmento en la década de 1960, las actualizaciones constantes de diseño y rendimiento han sido clave para el éxito de los deportivos musculosos, y pongámosle autos de imagen.

Los creadores del Mustang, el Challenger y el Camaro trabajan horas extras para mantener a estos modelos actualizados, para los jóvenes que quieren acceder a ellos.

A medida que nos acercamos a una década en la que la electrificación, la autonomía y el uso compartido de automóviles harán mucho más para mejorar el negocio automotriz, ante la proliferación de los SUV, el sitio automobile magazine, nos da algunos datos de estos “muscle cars”.

Chevrolet Camaro

El sitio Muscle Cars & Trucks informa que el desarrollo de un Camaro de séptima generación está en pausa, y que el vehículo se suspenderá después del año modelo 2023.

Esto puede ser un poco demasiado optimista, a pesar de que el Camaro tuvo una pausa antes, entre los años modelo 2003 y 2008.

Cuando la quinta generación, Camaro ’09 hizo su debut, se disparó a la cima de las ventas de autos pony, superando incluso al Ford Mustang.

Pero el nuevo Mustang del 2015 lo superó de nuevo, superándolo en ventas ese año 122,349 a 77,502. Dodge vendió 66,365 Challengers en el 1015. Desde entonces, con Hellcats and Demons de bajo volumen han sobrevivido.

Mientras que el Camaro ’09 tomó prestadas señales visuales interiores y exteriores del Camaro de 1969, las primeras propuestas fueron rediseñar completamente el automóvil para su sexta generación con una apariencia retro.

En cambio, ese rediseño resultó ser demasiado conservador para un segmento tan consciente del estilo, y el problema se vio agravado por un interior aún más sombrío y una pobre visibilidad hacia el exterior que obliga a los conductores a depender en gran medida de la moderna cámara y la tecnología de sensores de proximidad.

Hay otra razón para congelar al Camaro para siempre: le permite a Chevrolet dedicar los recursos del auto a actualizaciones y mejoras del nuevo Corvette de motor central, que tendrá un precio base competitivo con el Ford Mustang Shelby GT350.

No hay razón para continuar compitiendo con los convertibles de cuatro cilindros del Mustang EcoBoost, que son populares principalmente en las flotas de alquiler de California y Florida.

Ford Mustang

La nueva plataforma de tracción trasera que apuntala al Ford Explorer 2020 y al Lincoln Aviator fue diseñada para agregar volumen y, por lo tanto, rentabilidad, al Ford Mustang de próxima generación, que es el único modelo no SUV del fabricante de automóviles en la próxima década.

Se espera un Mustang híbrido el próximo año como modelo 2021, y este auto siempre fue planeado para la arquitectura existente. Esto sugiere que el Mustang basado en el Explorer llegaría a tiempo tal vez para el año modelo 2023, con la transmisión del propulsor híbrido.

El crossover de cuatro puertas totalmente eléctrico inspirado en el Mustang, no estará relacionado mecánica ni arquitectónicamente con ninguno de estos modelos.

La arquitectura de Explorer no es tan flexible como Ford pensó al principio, por lo que si el Mustang eventualmente deberá crecer para estar más cerca del Dodge Challenger.

El Mustang actual tiene 188.5 pulgadas de largo en general y 54.3 pulgadas de alto, en una distancia entre ejes de 107.1 pulgadas.

En comparación, el Challenger tiene 197.9 pulgadas de largo y 57.5 pulgadas de alto, y tiene una distancia entre ejes de 116.2 pulgadas, como resultado de compartir un firewall alto con el Charger y el Chrysler 300.

El Camaro tiene un tamaño similar al Mustang, mide 188.3 pulgadas de largo y 53.1 pulgadas de alto, y tiene una distancia entre ejes de 110.7 pulgadas.

Un Mustang del tamaño de un Challenger lo haría difícil de vender en la Unión Europea, donde Ford dice que el auto se ha convertido en el auto deportivo más vendido de la región.

Pero podría ser el futuro para lo que probablemente será un segmento de dos autos, donde competirán el Mustang y el Challenger.

Dodge Challenger

El Challenger debutó en el ’08 con disfraz de SRT, con la línea completa agregada para el 2009, y Dodge había planeado un nuevo Barracuda a principios de la década de 2010 que sería más pequeño que el Challenger, aunque en la misma plataforma. Fue un proyecto favorito del jefe de diseño de Fiat Chrysler, Ralph Gilles.

Por el segundo plan quinquenal de Fiat Chrysler presentado por el entonces CEO Sergio Marchionne en 2014, el Dodge Challenger y el Charger debían migrar a la plataforma Giorgio de tracción trasera de Alfa Romeo, sobre la cual se construye la Giulia.

Pero los retrasos y el costo adicional en el desarrollo de esa plataforma pusieron a los Dodges en el congelador.

Mediante la tercera presentación del Plan quinquenal de Fiat Chrysler el año pasado en Balocco, Italia, Marchionne confirmó que los Dodges basados ​​en Giorgio estaban desactivados, y que las actualizaciones constantes de la plataforma Challenger / Charger / Chrysler 300 mantendrían los modelos actualizados hasta el 2020.

Fiat Chrysler evolucionó hace mucho tiempo el chasis, provisto de la clase E de Mercedes-Benz durante los años de Daimler-Chrysler, hasta el punto de que considera la plataforma como propia.

Por ejemplo, el AWD se agregó al Dodge Challenger en el año modelo 2017. A principios de la década, Fiat Chrysler tuvo que pagar una tarifa de licencia a Chrysler Daimler para los sistemas AWD para el Dodge Charger y el Chrysler 300.

Fiat Chrysler ahora considera que el tamaño extra del Dodge es una ventaja, por lo que no esperamos ninguna reducción significativa cuando llegue el próximo Challenger, probablemente para el 2022.

Check Also

Cuáles son los «Limones del 2020» y como protegerse legalmente de estos vehículos  

Es posible que usted no esté al tanto de las leyes del limón. Son leyes …

Powered by