Home / BMW M GmbH / BMW M GmbH está desarrollando un nuevo sistema de visualización y control

BMW M GmbH está desarrollando un nuevo sistema de visualización y control

La sensación de un modelo M es inconfundible, y ahora puede ser incluso más cercana a la individualización. BMW M GmbH está relevando un nuevo sistema de visualización y control en la configuración de la potencia, chasis y ayudas al conductor en sus modelos más deportivos.

Además de la posibilidad de adaptar la configuración del vehículo tanto a la situación actual como a las preferencias personales utilizando el botón de configuración de los modos de conducción, los conductores también disfrutarán de los servicios que da el modo M (activado con un toque de botón).

El botón de configuración puede ser utilizado para ajustar la configuración del coche, mientras que el modo M permite el cambio de los sistemas de visualización y las asistencias a la conducción así como el conductor lo desee.

Este extra de individualización y aún más intuitivo será incluido por primera vez en el nuevo BMW M8 Coupé y el nuevo BMW M8 Competition Coupé, y en el nuevo BMW M8 Cabrio y el nuevo BMW M8 Competition Cabrio.

Con la ayuda de estas novedades, los conductores de los BMW con un mayor rendimiento en el segmento de excelencia pueden disfrutar de su excepcional rango de habilidades – desde un confort muy alto para largos recorridos hasta el punto más dinámico en los circuitos – con mayor intensidad

El sistema de control desarrollado para los modelos de BMW M tradicionalmente permite configurar de forma separada la potencia y la tecnología del chasis a gusto del conductor y de sus  necesidades. En efecto, el conductor puede activar varios modos de potencia, suspensión y dirección independientemente uno del otro.

En los modelos con el sistema M xDrive all-wheel-drive, la distribución de la potencia entre las ruedas delanteras y traseras también puede ser ajustado. Y ahora el nuevo BMW M8 Coupé y el nuevo BMW M8 Cabrio ofrecen la posibilidad de configurar el sistema de frenos según sea necesario, además.

El nuevo botón de configuración permite una operación intuitiva con acceso directo a todos los sistemas de tracción y chasis

El nuevo botón de configuración situado en el centro de la consola del nuevo BMW M8 Coupé y el nuevo BMW M8 Cabrio permite el acceso directo a todas las opciones de configuración disponibles para cinco parámetros del vehículo. Presionando el botón saldrá el menú en la pantalla, la cual ofrecerá una imagen del vehículo en la configuración en la que se encuentra actualmente.

El conductor a partir de ese momento podrá activar a su gusto la potencia, la suspensión, la dirección, los frenos y el la tracción M xDrive – individualmente en cada caso – a través de la pantalla táctil o del iDrive.

La potencia se puede ajustar a través de los modos EFFICIENT, SPORT y SPORT PLUS, mientras que la configuración del chasis en los modos COMFORT, SPORT y SPORT PLUS da acceso a los amortiguadores controlados electrónicamente. El conductor puede también elegir entre COMFORT y SPORT para la dirección electromecánica específica de M y el nuevo sistema de frenos.

Cuando el DSC(Dynamic Stability Control) está desactivado, 4WD, 4WD SPORT y 2WD (para una conducción con propulsión al eje trasero) los sistemas de tracción total M xDrive también entran en juego.

Dos variantes compuestas de forma individual puedes permanecer de la manera que prefiera el conductor para el sonido del motor, el cambio de marchas, el control de estabilidad y el Stop/Start. La configuración general del vehículo se puede configurar de forma instantánea en cualquier momento al presionar los dos botones M situados en el volante.

Novedad en el nuevo BMW M8: Sistema de frenos integrado con tacto de pedal preciso y configuración M específica.

La versión específica de M utiliza una nueva tecnología de frenado que completa la forma de configuración en el nuevo sistema de frenado, una novedad que se utiliza por primera vez en el nuevo BMW M8. El nuevo sistema reúne el activado de frenado, con unos frenos reforzados y una función de frenado controlado dentro de un módulo compacto.

El nuevo sistema de frenado integrado reduce alrededor de dos kilogramos de peso y emplea un reforzador de frenos para mejorar la eficiencia del vehículo. La presión que se requiere del freno está activada por un sistema eléctrico, el cual permite que se genere de una forma más dinámica y también asegura intervenciones mucho más rápidas y precisas en el sistema de control de estabilidad de conducción.

El sistema de frenado integral también hace un trabajo excelente que permite que la deceleración del vehículo sea engranada precisamente como el conductor lo requiere y general una precisión con el pedal de freno sublime en cualquier situación.

La respuesta de frenado no se ve afectada en el conductor cuando las carreteras están mojadas, aceleración lateral significativa o altas temperaturas a la hora de frenar, lo que garantiza una medición precisa de la potencia de frenado en todo momento.

La versión del nuevo sistema de frenos desarrollado para los modelos BMW M presenta al conductor dos configuraciones de sensación de pedal.

Los modos COMFORT y SPORT alteran la cantidad de presión sobre el pedal de freno a la hora de frenar. Esto permite al conductor a elegir entre confort – una percepción orientada del proceso de frenado y particularmente más directa, una respuesta más instantánea a la hora de utilizar el freno.

El nuevo BMW M8 combina este innovador sistema con los frenos estándar compuestos por M con los frenos opcionales carbono-cerámicos de M.

Puro placer de conducir a través de la innovación: el modo M.

Además de las nuevas opciones de configuración tras el nuevo botón de personalización, el nuevo BMW M8 también permite caracterizar el cambio de marchas Steptronic de ocho velocidades con Drivelogic en la palanca selectora y el sonido del motor varía con un botón separado en el centro de la consola.

El modo M Dynamic – el cual eleva la intervención del control de estabilidad permitiendo un sobreviraje controlado – y el DSC también se puede desconectar en un botón de la consola.

Una nueva incorporación a los nuevos modelos de BMW M GmbH es el botón M Mode en la consola central. Éste puede ser utilizado para cambiar las respuestas de los sistemas de asistencia a la conducción, las pantallas e instrumentos digitales y el Head-Up display.

El M Mode permite al conductor activar los modos ROAD y SPORT, mientras que el nuevo BMW M8 Competition Coupe y el nuevo BMW M8 Competition Cabrio incorporan además el modo TRACK. Estas opciones mejoran la experiencia de conducción de un modelo M de acuerdo con la situación actual.

Cambiando el modo hace que la información que se presenta en las pantallas del conductor varíen de uno a otro, mientras que las intervenciones de mejora de la seguridad por parte de los sistemas de asistencia hacia el conductor – tales como los frenos activos o las ayudas en la dirección – se reducen a un mínimo o desactivado por completo.

En el modo ROAD, todos los sistemas de asistencia al conductor y opcionales están completamente activados.

Una simple presión sobre el botón M Mode y se conectará el modo SPORT, en el que los sistemas de asistencia al conductor están activos (en la configuración establecida por el conductor) ahora solo transmite alertas sobre límites de velocidad y restricciones de adelantamientos.

Este modo desactiva todas las intervenciones en los sistemas de frenado y dirección, aparte de los avisos de advertencia por colisión o el asistente de evasión.

En el modo SPORT, el conductor se beneficia de una visibilidad M en los instrumentos y en el Head-up Display. Aquí, solo sale información relevante con una conducción deportiva – un dial de velocidad específico de M y una iluminación específica para el cambio (que indica el momento ideal para cambiar de marcha), una pantalla que marca la velocidad de forma digital y la marcha en la que vas cada momento – va proyectado sobre el cockpit.

Información sobre la temperatura del refrigerante, la presión de carga, el estado de los neumáticos y la acelaración se pueden ver proyectadas en la pantalla de la consola central. El Head-up Display marca las rpm, los cambios de marcha más apropiados, las instrucciones de la navegación, los avisos de distancia, la marcha seleccionada y la velocidad y el límite de la velocidad de la carretera por la que se circula. Presionando el botón M Mode otra vez vuelves al modo ROAD.

Si mantienes el botón M Mode presionado directamente se activará el modo TRACK, el cual está disponible en los modelos Competition y diseñado exclusivamente para un uso en circuito. La decisión de activar este modo debe ser confirmado utilizando el iDrive.

En los ajustes, todos los sistemas confort y de seguridad están desactivados. Además, el sistema de las pantallas se apaga para que el conductor esté centrado única y exclusivamente en el trazado.

El modo TRACK permite a los conductores del nuevo BMW M8 Competition Coupé y del nuevo BME M8 Competition Cabrio experimentar una sensación ultra pura, inspirada en un coche de carreras con el sentimiento M.

Además, el grupo de instrumentos y la pantalla de visualización superior incluyen también la vista M, aunque el modo TRACK borra la detección de señales de tráfico y la información de distancia de seguridad. Presionando el botón M Mode otra vez el vehículo deja de estar en el modo TRACK y vuelven todos los sistemas al modo ROAD.

 

Check Also

Porsche no tiene decidido si su próximo súper auto será tipo retro o futurista

Michael Mauer, el jefe de diseño de Porsche, reveló que el fabricante de automóviles está …

Powered by